premios andalucia comercio
Tribunas
volver atras
El camino de la adaptación de un comercio tradicional a la nueva era digital

Desde la perspectiva de un negocio familiar dedicado al comercio textil, y especializado en el bordado de mantones y mantillas, los últimos años han sido tremendamente complicados, con una crisis económica global (que llega hasta tal extremo que algunos economistas opinan que estamos en un cambio de ciclo o de modelo económico) y con un mercado tan complejo y competitivo como el actual.

Para afrontar este cambio en nuestra empresa ha sido esencial adaptarnos a este nuevo escenario. Ello nos ha obligado a estar constantemente alerta e informados de los cambios, especialmente de aquellos que puedan generar nuevos hábitos sociales y de consumo.

Bordados Juan Foronda

Como primer reto nos encontramos con un comercio digital en constante auge. Para este nuevo contexto ha sido esencial adaptarnos a la era digital, lo que realizamos inicialmente con la creación de nuestra página web. Para ello procuramos estar bien asesorados y contactamos con profesionales que nos aconsejaron como crear y publicitar en nuestra página web nuestro comercio tradicional, ofertando nuestros productos, al principio con cierto recelo, pues no sabíamos si mostrar diseños y novedades a clientes y también a la competencia podría ser una oportunidad o un riesgo.

La era de la digitalización es más una oportunidad que un riesgo, sobre todo porque el consumidor lo reclama y lo espera

El segundo paso sí supuso un cambio en la cultura de la organización, fue la incorporación e integración de la web en las redes sociales. En esta experiencia sí observamos que la utilización de las redes sociales sólo como un escaparate al mundo de nuestros productos nos generaba negocio y nuevos clientes; pero cuando además utilizábamos estas herramientas como forma de dar a conocer nuestra marca y dar información útil e interesante a los usuarios, el interés y las ventas aumentaban, e incluso nos permitían conocer mejor a nuestros clientes y poder llegar a ofrecerles en el futuro los artículos que nos quieran solicitar en el momento en que los precisen.

Todo ello nos ha llevado a pensar que efectivamente la era de la digitalización es más una oportunidad que un riesgo, sobre todo porque el consumidor lo reclama y lo espera, ya nadie concibe que una empresa no se dé a conocer y oferte sus servicios o productos en internet. Ante este nuevo escenario, no subirse al tren es perder dicha oportunidadademás de no acceder a nuevos mercados que eran inaccesibles para pequeños comerciantes.

Pero esto no termina aquí, existen varios retos de futuro para que los negocios tradicionales y las pequeñas empresas podamos adaptarnos a este nuevo y complejo mercado global que nos ofrece la tecnología de la información y comunicación.

El reto pasa por dar un excelente servicio al cliente, comercios bien ubicados, especializarse, un buen producto y la formación continua de todos los trabajadores

En el comercio electrónico de un negocio tradicional como el nuestro, es necesario tener actualizada la página web, ofrecer contenidos que sean de interés para el cliente, atender a las redes sociales con prontitud, dar absoluta seguridad en los pagos, privacidad en las comunicaciones prácticamente con una mínima cesión de datos interna (necesaria para tramitar consultas y pedidos en la propia organización) y tener en cuenta siempre, como me indicaba una experta en la materia, en qué momento de la vida de la gente va a ser útil que conozcan tu marca, tus servicios o tus productos.

Bordados Juan Foronda

En la tienda física el reto es aún más complicado, pues el futuro es arduo de prever ante la velocidad y coste de los cambios, cambios en los propios hábitos de los consumidores y clientes que cada vez más utilizan el comercio on-line para sus compras.

Aquí estoy convencido que el reto pasa por dar un excelente servicio al cliente, comercios bien ubicados, especializarse, un buen producto y la formación continua de todos los trabajadores de la empresa en los aspectos más importantes que afectan a nuestro negocio para mantenernos siempre al día, lo que va a permitir interactuar y dar un mayor y mejor asesoramiento a los clientes, algo todavía complicado en el frío mundo digital.

Juan M. Foronda Balbuena

Gerente de Bordados Foronda, S.A.

boletin

registros
SÍGUENOS EN: